Etiquetas

, , , , ,

En un lugar de La Mancha llamado Campo de Criptana, un bisiesto año 1928, en los inicios del cine sonoro, nació una humilde niña, de belleza y voz especial, que, de forma inesperada, llegaría a convertirse en su embajadora más internacional.

Collage Campo Criptana

Sara Montiel y diferentes imágenes de su localidad natal, Campo de Criptana.

Campo de Criptana-Cartel informativo

En la cima de la colina donde se ubica Campo de Criptana, municipio de Ciudad Real en Castilla-La Mancha, se alzan su decena de emblemáticos molinos de viento –que cuentan fueron treinta y cuatro en tiempos de Cervantes-. Un cartel nos informa que estamos en el tramo 1 de la “Ruta de Don Quijote, un lugar para la aventura”.

Y es que hasta entonces el más destacable rasgo de identidad de aquella tierra lo constituía su singular colección de molinos de viento, inmortalizados por Cervantes por encarnar a los gigantes contra los que luchaba su novelesco personaje Don Quijote. De los diez que hoy es posible encontrar, tres se conservan del siglo XVI, manteniendo su maquinaria original: Molino Burleta, Molino Infanto y Molino Sardinero, declarados Monumentos de Interés Histórico y Artístico, pero el más visitado y admirado, el Molino Culebro, no lo es precisamente por su antigüedad, sino por albergar el museo dedicado a la actriz y cantante Sara Montiel (web oficial). Visitamos este museo hace unos meses y tomamos una serie de fotos de su interior que ahora compartimos con ocasión de la desaparición, el pasado 8 de abril, a sus 85 años, de esta artista, calificada por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España como un mito nacional, por ser la primera intérprete española que conquistó las Américas. Y reseñada por medios internacionales como “the spanish Ava Gardner”, “icono de la época de oro del cine mexicano”, “icono de Hollywood, la diva por excelencia del cine español”.

Molino Culebro

Vista del Molino Culebro. Los molinos de viento son referencia paisajística que literariamente se asocian a la novela Don Quijote de la Mancha. Precisamente Sara Montiel intervino en una de sus adaptaciones al cine, con título homónimo, la dirigida en 1947 por Rafael Gil, con Rafael Rivelles como Don Quijote, Juan Calvo como Sancho Panza y Fernando Rey como Sansón Carrasco.

Su localidad natal, de luto oficial durante dos días por su pérdida, ya le otorgó diversos reconocimientos a esta criptanense que siempre se mostró orgullosa de sus orígenes: los nombramientos de Hija Predilecta en 1991 y de Gigante Universal en 2008, año este en que, con ocasión de su 80 aniversario, se inauguró su museo en el citado Molino Culebro. Muy presente y querida en esta villa molinera, su alcalde recordó entre otros muchos méritos conseguidos por Sara: la Medalla de Oro de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España y la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo. Sin olvidar que en 2011 recibió una Estrella en el Paseo de la Fama de Madrid. El museo ubicado en el Culebro consta de tres plantas, con unas 200 fotos, recuerdos y vestidos de la trayectoria de Sara Montiel por el cine, el teatro y la televisión. Su planta calle recibe al visitante con una placa conmemorativa de su inauguración y un cartel, escrito en español e inglés, que dice así:

Sara Montiel, gigante universal. La diva entre las divas

Cartel de la entrada“Sara Montiel, la estrella más famosa y rutilante de la cinematografía hispana y una de las más míticas del cine mundial, nació en Campo de Criptana, provincia de Ciudad Real, el 10 de marzo de 1928. Sus padres fueron Don Isidoro Abad, originariamente labrador y posteriormente negociante de vinos, y Doña María Vicenta Fernández. La futura artista fue bautizada como María Antonia Alejandra Abad Fernández. Desde muy pequeña, María Antonia destacó por su belleza y sus dotes artísticas. En 1943, con sólo quince años, tomó parte en un certamen de nuevos valores, auspiciado por Cifesa, la firma cinematográfica más importante de España, consiguiendo el primer premio, que consistía en una modesta suma de dinero y un contrato para trabajar en el cine. En su primera película, Te quiero para mí (1944), aparece en el reparto como María Alejandra, y a partir del siguiente film, Terminó en boda (1944), adopta el nombre artístico de Sara Montiel, homenajeando a su abuela materna. Debido a lo muy joven que era dieciséis años, se comenzó a llamarla Sarita, apelativo que ha persistido a lo largo del tiempo. En 1948, su película Locura de amor supone su primer gran éxito a nivel internacional, y a partir de ese momento, su camino hacia la fama y el estrellato es imparable. Entre 1950 y 1954, filma en México trece películas, algunas de las cuales han pasado a la historia del llamado Cine de Oro Mexicano. Hollywood le abre las puertas en 1954 como una nueva Gilda. Su primera interpretación en la Meca del cine mundial será de la mano del mítico Gary Cooper en Veracruz, de Robert Aldrich, junto a Burt Lancaster, Denise Darcel y Charles Bronson. Sarita Montiel gozó de un lugar de privilegio en Hollywood, manteniendo amistad con Marlon Brando, James Dean o la hija de Alfred Hitchcock. En 1957, tras unas vacaciones en España, rueda El último cuplé, de Juan de Orduña, que resultó ser el éxito de taquilla más espectacular de la historia del cine español. Sara Montiel abandona Hollywood y se establece definitivamente en España, y su siguiente película, La violetera (1958), llegó a superar con creces el éxito popular de la anterior. A partir de entonces, Sara Montiel combinaría la filmación de películas con la grabación de discos y actuaciones personales en los escenarios más prestigiosos del mundo, llegándose a igualar con las más grandes del cine internacional, desde Greta Garbo, pasando por Marlene Dietrich, hasta Elizabeth Taylor.”

Carteles de cine

Versiones francesas de los carteles de dos de las películas de Sara. “Une dame aux Camelias” se refería a “La bella Lola” (1962), melodrama coproducido entre España, Italia y Francia. “La belle de Mexico” se titulaba en español “Donde el círculo termina” (1956), thriller policíaco de producción mexicana.

Cuadro informativo

Cuadro recopilatorio de numerosas noticias relacionadas con Sara. Por ejemplo, a la izquierda, fotografiada con los Reyes de España o en imágenes del film “Veracruz” (1954), su bautismo en el cine de Hollywood, figurando como Sarita Montiel junto a Gary Cooper y Burt Lancaster. Incluye también reseña de 28 de junio de 1986 en Beverly Hills, recibiendo de manos de Burt Lancaster el trofeo Golden Eagle (Águila de Oro), considerado como el premio Óscar de los actores de raíces hispanas, así como relación de algunas de las más importantes menciones honoríficas otorgadas a Sara por sus cualidades artísticas y humanas, como Ciudadana de Honor e Hija Predilecta de urbes como Bruselas, Nueva York, Los Ángeles, Tokio, Miami, Sao Paulo, Buenos Aires, San Juan de Puerto Rico y un largo etcétera.

Detalle de prensa- Hollywood

Detalle del cuadro anterior, donde se especifica que su segunda película en la Meca del Cine fue “Serenade” (“Dos pasiones y un amor”), rodada en 1955 cuando ella tenía 27 años y dirigida por su luego marido, el cineasta norteamericano Anthony Mann, protagonizada por el cantante de ópera italiano Mario Lanza y por Joan Fontaine y Vincent Price. Su siguiente trabajo en Hollywood fue “Run of the Arrow” (“Yuma” en español), a las órdenes en 1957 de Samuel Fuller, destacándose en la noticia un hecho curioso durante su filmación: “Sara Montiel, que interpretaba a una india, fue el único rostro pálido con quien los verdaderos indios contratados como figurantes accedieron a hablar”.
En foto superior, a la derecha, se escribe: “Otro buen amigo de Sara, el famoso Marlon Brando, que en Hollywood diariamente, por las mañanas, antes de acudir a los estudios hacía una parada en la casa de sus amigos los Mann (Sara y Tony) para que su amiga Sarita le hiciera un par de huevos fritos “a la española”. Y en foto inferior: “Año 1953, vemos a Sara sentada con el padre de Rita Hayworth, Cansino, que tenía en Hollywood una academia de baile situada detrás de los estudios de la Columbia”.

Detalle cuadro-Sara y amigos

Otro detalle del gran cuadro anterior. De izquierda a derecha y de arriba hacia abajo puede verse a Sara: con Melina Mercouri, Josephine Baker, Alfred Hitchcock, Tab Hunter y Natalie Wood, Kirk Douglas y la hija de Anthony Mann, James Dean, junto a la tumba de Marilyn Monroe, con Xavier Cugat y con Monica Vitti.

Fotos en la escalera

En la escalera que sube al piso primero, numerosas fotos de Sara Montiel, la mayoría con dedicatorias.

Planta intermedia-Vestidos

Planta intermedia. Vestidos originales de la artista.

Tres fotos de Sara Montiel

Fotos de la joven Sara.

Planta superior-Busto y cuadros

En la planta superior, un busto de Sara y más fotos.

Planta superior-Primer plano escultura y cuadros

Otra vista de la planta superior del museo.

3 fotos de Sara Montiel

Uno de los largometrajes de su etapa mexica, “Piel canela”, fue rodado en Cuba, donde conoció al escritor Ernest Hemingway, entonces residente en la isla, quien, según la propia Sara, le transmitió su pasión por fumar puros habanos.

La joven y rubia Sara Montiel

La joven y rubia Sarita Montiel en una de las fotos del museo.

.

Sara, Sarita, Saritísima, y ante todo, como ella siempre se declaró: “manchega por los cuatro costados”. Campo de Criptana concretará este mes los actos a celebrar en homenaje a su paisana más universal.