Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

Kimi no na wa-Your Name_PosterHay historias que te dejan sin aliento; otras, con el aliento contenido. “Your name” pertenece a ambas categorías: por su conducirte sin descanso por la cuerda floja del asombro; por su desenlace al filo del anhelo consumado.

Desde que comienza te atrapa en una montaña rusa de sensaciones; subes y bajas con las continuas sorpresas de sus dos adolescentes, Mitsuha y Taki, separados en el espacio pero misteriosamente unidos en sus sueños. Les sigues en sus días de confusión, de intercambio de cuerpos, de creación de códigos secretos para evitar el caos en sus imprevisibles incursiones en la intimidad ajena. Todo resulta ágil, fresco, trepidante por momentos en los que el reloj se acelera mostrando el nuevo ritmo vital de sus dos jóvenes involuntarios aventureros. Transformarse, adaptarse, extraer lo mejor de tu ser orgánico actual –ya femenino, ya masculino- y empatizar con tu entorno. Con la ligera envoltura del humor como suave raíl de un trayecto que, cuando menos te lo esperas, da un giro inesperado y densifica su tono para conducirte al corazón de Musubi, allí donde todo se conecta en un trenzado sinfín que escapa de nuestro limitado entendimiento. Nuevos latidos, a la estela de un cometa, marcan entonces el ritmo de una trama que discurre ahora por el inhóspito paraje de una catástrofe anunciada, de esas que parece imposible detener pero, aún así, motivan titánicos propósitos enraizados en una firme esperanza de cambio. Llegados a esta encrucijada, Taki y Mitsuha se han ganado ya un lugar en nuestro corazón; nos han enredado en sus destinos que queremos lleguen a buen puerto. Es así como el tiempo cobra un protagonismo especial, ese tiempo donde en un instante cabe una eternidad o donde una falta de sincronía resulta mortífera.

Moon_Your name_Kimi no na wa

A veces, una imagen equivale a un verso: una ruptura, las nubes siguen pasando, la luna partida en dos tras una alambrada

Singularizando un argumento, a priori intrincado pero desplegado con inusitada accesibilidad, su desarrollo formal constata de nuevo, como recientemente lo hizo “La tortuga roja”, que en manos de exquisitos artistas, como es el caso de Makoto Shinkai, la animación 2D puede aportar tanta alma a sus personajes humanos como a un reflejo de luz o a unas trémulas hojas, así como embriagarte desde una pupila que brilla perpleja ante la llegada de un multicolor cometa. Sin olvidar una cuidada banda sonora que te envuelve, de un lado, con sus melodías y las especialmente vigorosas canciones de la banda japonesa de rock Radwimps; de otro, con innumerables detalles atmosféricos (los ruidos naturales nocturnos, el crepitar del fuego, la sutil caída de una gota de sudor).Kimi no na wa_Your nameLa abuela de Mitsuha, síntesis de la sabiduría y tradición popular, le aconseja, consciente de la extraordinaria vivencia de su nieta: “Atesora la experiencia. Los sueños se desvanecen después de despertar”. Afortunadamente, algunos están destinados a imprimir la huella de los sentimientos que provocan. “Your name” queda también en la memoria tras encenderse las luces de la sala, vibrante aún la emoción de su intenso desenlace abierto. Como un eco que, en lugar de desaparecer, cobra lentamente vida propia.

Y en el aire una pregunta: ¿amarse es reconocerse o salir de tu yo al encuentro del otro?

Kimi no na wa_Your name