Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

Hayao Miyazaki, leyenda viva del cine japonés y de la animación mundial, cumple este 5 de enero 80 años y sigue en plena forma. Tras el anuncio en 2013 de su retirada como director con la película semibiográfica “El viento se levanta” y de cesar al frente del mítico Studio Guibli, que confundó en 1985, sus admiradores nos alegramos con la noticia en 2017 de que reanudaba su trabajo como realizador cinematográfico. Precisamente, este 1 de enero la web del estudio ha publicado un mensaje de felicitación del nuevo año con una ilustración de Miyazaki y un texto de agradecimiento que concluye así:

“En 2021, Studio Ghibli comenzará a funcionar el martes 5 de enero. De hecho, en este día, el director Hayao Miyazaki celebrará su 80 cumpleaños. El director Miyazaki todavía está bien y está trabajando todos los días en la producción de la nueva película How do you live?Hayao Miyazaki-Tablas retrato-Foto Atmosferacine

Hayao Miyazaki-Dibujo 2021

Ilustración de Miyazaki para la web de Studio Guibli con el buey o búfalo como protagonista al ser el animal que corresponde al 2021 según el horóscopo chino-japonés

Nacido en Tokio en 1941, Hayao Miyazaki fue el segundo de cuatro hermanos en una familia bien situada económicamente gracias al trabajo de su padre, Katzuji, ingeniero aeronáutico cofundador de Miyazaki Airplanes, lo que determinó su fascinación por el mundo del vuelo. También marcó la sensibilidad de Hayao, como referente en su vida y obra, el fuerte e inconformista carácter de su madre, Dola, que sufrió una tuberculosis espinal que la mantuvo encamada durante ocho años.

Aunque se graduó en Ciencias Políticas y Económicas en 1963, sus principales intereses eran la ilustración y la animación, por lo que ese mismo año comenzó a trabajar en Toei Dōga (actualmente Toei Animation), una de las más potentes productoras de animación desde su creación a mediados de los años 40. Allí conoció a Isao Takahata, con quien comenzó a trabajar y cuya amistad les llevó a crear su propia empresa tras el éxito de “Nausicaä del Valle del Viento” (1984), adaptación al cine del manga homónimo creado por Miyazaki en 1982.

Una trayectoria ejemplar dentro de Studio Ghibli

El castillo en el cielo” (1985) fue su primer largometraje dirigido en el marco de Studio Ghibli, debut también de la que luego se convertiría en la factoría de animación más conocida mundialmente junto a la concebida por Walt Disney. Aunque no rompió las taquillas, ya incluía algunas de las constantes en la filmografía de su autor (su pasión por las aeronaves, la magia, los espacios misteriosos, el respeto a la naturaleza…), que se vio consagrado por su siguiente título: “Mi vecino Totoro” (1988), cuya encantadora criatura del bosque vertebra un relato que es una loa a la imaginación infantil como territorio de descubrimientos y aprendizaje. Aunque todas las películas de Studio Ghibli tengan como público el familiar, junto a “Ponyo en el acantilado” (2008), compone el díptico más dirigido al corazón de los pequeños de la casa.

La década de los 80 la cerró Miyazaki dirigiendo “Nicky, la aprendiz de bruja” (1989), basada en una novela de gran éxito de la escritora japonesa Eiko Kadono sobre la que introdujo modificaciones, imprimiendo a su protagonista, en su trayecto hacia la autonomía de la madurez, el valor del esfuerzo y la consciencia de sus propias limitaciones.

Carteles en japonés largometrajes de Miyazaki-Nausicaa-Castillo en el cielo-Totoro-Nicky

En la década de los 90 Miyazaki encadenó éxitos como “Porco Rosso” (1992), historia de aventuras aéreas ambientada en el período de las dos guerras mundiales protagonizada por un cerdo aviador con resonancias del Humphrey Bogart de “Casablanca”, y “La princesa Mononoke” (1997), continuadora de la épica y leyenda de “Nausicaä del Valle del Viento” si bien subrayando aún más la necesaria armonía del ser humano con su medio natural y las consecuencias nefastas del odio.

Carteles en japonés largometrajes de Miyazaki-Porco Rosso-Princesa Mononoke

El nuevo siglo le deparó el mayor éxito de su carrera, su obra maestra, una joya del cine que ha hecho correr ríos de tinta por sus enormes evocaciones y lecturas: “El viaje de Chihiro” (2001). La gran aventura iniciática de la niña Chihiro en un abandonado parque temático, portal hacia una dimensión habitada por dioses y espíritus, sigue siendo hoy una obra deslumbrante en su despliegue de un universo fantástico cargado de lirismo. Entre sus hitos, además de muchos otros reconocimientos, conseguir que la animación fuera valorada al mismo nivel que la acción real en el Festival de cine de Berlín, donde se alzó con el Oso de Oro a la mejor película (ex aequeo con “Domingo sangriento“, de Paul Greengrass) y el Oscar al mejor largometraje de animación (en el segundo año de creación de esta categoría, en la que sigue siendo la única producción japonesa que lo ha ganado).

Después llegaría “El castillo ambulante” (2004), otra poderosa trama en torno a la magia (que transforma a la joven protagonista Sophie en una anciana) con un relevante componente antibelicista (constante, asimismo, en su director), que le supondría una nueva nominación al Oscar a mejor largo de animación. Y cerraría la década (sin perjuicio de diversos cortometrajes) “Ponyo en el acantilado” (2008), deliciosa adaptación libre de “La sirenita” de Andersen.

Carteles en japonés de largometrajes de Miyazaki-Chihiro-Castillo ambulante-Ponyo

El largometraje con el que anunció su retirada como director, “El viento se levanta” (2013), trasposición a la gran pantalla de la vida del ingeniero aeronáutico Jirō Horikoshi, compendia a la perfección sus inquietudes históricas y literarias envueltas en su personal sello onírico. Su filme más adulto, no exento de polémica por su tratamiento de Japón en la II Guerra Mundial, le reportó su tercera nominación al Oscar, entre otras distinciones que le permitían un satisfactorio cierre de carrera.El viento se levanta-Hayao Miyazaki

Pero su impulso creador parece ser que pudo más que su decisión, como su hijo, el también realizador Gorō Miyazaki, declaró al reconocer que se aburría solo con tareas administrativas al frente del Museo Ghibli. De forma que, destinado a ser mostrado en dicho museo, en 2018 presentó su corto “Boro the caterpillar” sobre una pequeña oruga, su primera incursión en la animación digital (ver aquí un clip sobre su proceso).

Ya que estamos en la víspera de Reyes, para quien quiera regalar (o regalarse) un par de libros donde zambullirse en el universo del maestro Miyazaki, entre la numerosa bibliografía en torno a él apunto estos dos que repasan de forma amenísima su larga trayectoria.

“Mi vecino Miyazaki” y “Antes de mi vecino Miyazaki”, de Álvaro López Martín y Marta García Villar (Diábolo Ediciones)Portadas libros Ediciones Diábolo

Precisamente cuatro años antes de que La ventana indiscreta se desbordase con la presentación del libro “Mujeres de Guibli”, de Anna Junyent, de la que ya escribí aquí, la tienda especializada en cine más veterana de Aragón acogió en diciembre de 2014 la presencia de sus autores, Álvaro López Martín y Marta García Villar, que en el marco de un ciclo de cine sobre Hayao Miyazaki proyectado en el espacio multicultural Las Armas, visitaron la ciudad y recalaron en el establecimiento de Sergio Guiral para firmar ejemplares de su libro “Mi vecino Miyazaki”.

Alvaro Lopez Martin-Marta Garcia Villar-La ventana indiscreta-Zaragoza-Foto Atmosferacine

20 de diciembre de 2014, Álvaro López Martín y Marta García Villar en la entrada de la tienda especializada en cine La ventana indiscreta

Alvaro Lopez Martin-Marta Garcia Villar-firmando libros en La ventana indiscreta-Zaragoza-Foto Atmosferacine

Los autores de Mi vecino Miyazaki firmando un ejemplar para el gran cinéfilo aragonés Pepe Laporta, integrante de la veterana tertulia cinematográfica Perdiguer, que el próximo febrero cumplirá 25 años de existencia

“Mi vecino Miyazaki” (2014), cristaliza el espíritu de Generación GHIBLI, un blog nacido en enero de 2010 de la mano de Álvaro López Martín que ha ido evolucionando hasta convertirse en una auténtica comunidad (la mayor en idioma español) de seguidores del trabajo de Studio Ghibli. Repasa desde un punto de vista personal y temático todos los largometrajes del estudio, destacando no solo por su impecable factura, plena de hermosas ilustraciones, también por su análisis desde lo técnico y desde lo emocional, proyectando las impresiones de sus dos autores y dando asimismo voz a 60 personas como parte de esa “generación” espectadora de la obra del estudio. Cuenta con dos de los grandes referentes en España de su tema, que escriben en el prólogo y epílogo: Laura Montero Plata y Manuel Robles.

Foto del libro Mi vecino Miyazaki

Foto de la edición original de 2014, si bien en septiembre de 2020 se publicó nada menos que su séptima edición, actualizada, con más páginas, nueva portada y diseño

Como perfecto complemento del anterior, en 2016 vio la luz “Antes de mi vecino Miyazaki. El origen de Studio Guibli”, que recorre los sobresalientes inicios de Hayao Miyazaki con su amigo y luego socio Isao Takahata, padres de algunas de las series más icónicas de la televisión, como “Heidi”, “Marco, de los Apeninos a los Andes”, “Conan, el niño del futuro” y “Ana de las Tejas Verdes”. La serie conjunta “Lupin III” serviría a Miyazaki para su salto a la dirección en solitario con el largometraje “El castillo de Cagliostro” (1979), donde ya demostró su personalidad.
Libro Antes de mi vecino Miyazaki

“How do you live?”, el título internacional con el que se anuncia la vuelta de Miyazaki a la dirección, gira en torno al crecimiento espiritual de un adolescente a través de las relaciones con su tío y sus amigos. Dada su laboriosa realización en animación tradicional a mano, se anuncia su estreno para 2023-2024. Toshio Suzuki, productor y colega de Miyazaki, ha declarado que lo que le mueve especialmente en esta ocasión es dedicarle su película a su nieto, como personal legado de sus últimos años.

Poster How do you live-Miyazaki-Studio Ghibli

Póster del largometraje “How do you live?”

Cuando en 2014 Hayao Miyazaki acudió por primera vez a Estados Unidos para recoger el Oscar honorífico por toda su carrera (se negó a retirar en persona el recibido en 2003 por “El viaje de Chihiro” como protesta por el bombardeo norteamericano a Irak) reivindicó la animación con lápiz y papel (ver su discurso de agradecimiento aquí), una técnica en desuso ante el dominio digital. Precisamente John Lasseter, fundador de los estudios Pixar y pionero de la animación por ordenador, se encargó de introducirle en la entrega de la estatuilla con frases como esta:

“Cada vez que veo una película de Miyazaki aprendo algo nuevo sobre el arte de la cinematografía (…) Miyazaki es el cineasta más original que ha trabajado en nuestro medio.”

El propio Lasseter lo ha homenajeado con guiños expresos en algunos de los largometrajes de su productora, como “Toy Story 3” (con un peluche de Totoro) y “Cars 3” (incluyendo un Citroën 2CV rojo, modelo de Clarisse en “El Castillo de Cagliostro”). La influencia de la obra de Miyazaki en cualquier caso se extiende a la de muchos artistas y forma parte de la iconografía popular.

Esperaremos con mucho interés ese último largometraje en el que está trabajando, que promete volver a emocionarnos.

Sumergirse en el cine de Miyazaki es iniciar un viaje a fascinantes mundos de fantasía donde vivir innumerables aventuras. Por eso felicitarle desde aquí por sus ocho décadas de vida, agradeciéndole que su fértil imaginación nos haya regalado tantas historias inolvidables.El viaje de Chihiro-Miyazaki